Primera escuela autosustentable de Uruguay


A fines de 2015, la escuela nº 294 de Jaureguiberry será el primer edificio en el que su edificación, energía eléctrica, agua potable, calefacción y algunos alimentos sean completamente autosustentables.

El famoso arquitecto Michael Reynolds, ideólogo de la “Earthship Biotecture”, visitó Uruguay y será artífice de la primera escuela pública 100% autosustentable de Latinoamérica, a instalarse en Jaureguiberry, departamento de Canelones.

Se trata de una iniciativa enmarcada en el método de construcción, Earthship Biotecture, creado por Michael Reynolds, conocido a nivel internacional como el “Eco warrior” o “guerrero de la ecología”. El sistema conjuga elementos tradicionales de la construcción, como la mezcla, con objetos de desuso: neumáticos, botellas de vidrio y plástico, y latas. Asimismo, la planta de la escuela está pensada para interactuar con el entorno, de manera de aprovechar las horas de luz solar al máximo, así como garantizar una temperatura agradable para los alumnos durante todo el año. La interacción con el lugar donde se asienta el edificio, es una de las características de la Earthship Biotecture y la autosustentabilidad de sus construcciones.

En la obra participarán 70 voluntarios, que aprenderán el sistema de trabajo y podrán después aplicarlo a otras construcciones. El proyecto cuenta con la autorización de la ANEP-Codicen, fue declarado de interés por el Mvotma y el MEC, y la auspician la Facultad de Arquitectura y la embajada de EEUU en Uruguay. La iniciativa es respaldada por el Centro de Comerciantes de Neumáticos del Uruguay, una organización sin fines de lucro que promueve la reutilización de los neumáticos en desuso.

Para la parte de electricidad va a haber paneles fotovoltaicos y molinos de viento; para la parte de agua el techo tiene una superficie de recolección de agua que se almacena luego en cuatro tanques que van enterrados detrás del terraplén y después de una purificación salen para utilizarse; y además los invernaderos internos que van a permitir que haya una buena cantidad de alimentos y plantas.

Para la construcción se utilizarán neumáticos, botellas, latas, cartón u otros desechos, así como también materiales convencionales de obra, tierra y madera.

Mi Pedido

Carro vacío