Cómo contribuir

Como viajeros, todos queremos preservar el medio ambiente por el que pasamos. Toma en consideración nuestras diez propuestas para que tu viaje sea más sostenible, y averigua como puedes ayudar a preservar nuestro magnífico planeta para las futuras generaciones de viajeros. Juntos, podemos marcar la diferencia.

1. “Discover the real hostel experience” y diviértete con HI!

Infórmate antes de viajar. Cuanto más sepas sobre los sitios que vas a visitar, más podrás aprovechar y disfrutar del viaje. Infórmate de su historia, cultura, medioambiente, costumbres, anécdotas, leyendas, posibilidades, etc. Participa de la cultura local. El proverbio, “Donde fueres, haz lo que vieres” sigue siendo válido hoy en día.

Aprender algunas palabras del idioma local, no pasará desapercibido. Cada viaje es una oportunidad única para explorar nuevas culturas y ver el mundo desde una perspectiva diferente. Prueba la comida local, compra en mercados locales, y disfruta de los festivales de la zona como parte de esta experiencia única.

2. Llévate sólo fotos, no “suvenires”

Deja las cosas como las encuentras. No dejes basura o residuos, especialmente en espacios o parques naturales. Piensa que las cosas aparentemente inofensivas como la piel o el hueso de la fruta, podrían dañar seriamente los ecosistemas locales.

Protege la naturaleza. Ayúdanos a cuidar del paisaje, el entorno y su biodiversidad. No arrojes basura. Como medida contra incendios utiliza los caminos y senderos de manera responsable. Si encuentras algo de basura durante tu paseo, no dudes en llevarla al albergue. Sabemos que no es culpa tuya, pero tampoco de la naturaleza. Fumadores, por favor, cuidado con las colillas. Consulta en el albergue sobre las posibilidades que tienes de conocer el entorno; visitas con guía, lugares secretos que descubrir, fauna y flora, etc.

3. Mantén el aire limpio

Da un respiro al coche. Aparca el coche, aunque sólo sea por un día. Desplázate a pie, en bicicleta o en transporte público. El albergue estará encantado de facilitarte información. Comparte transporte cuando sea posible, camina, utiliza el autobús, la bici o el tren. ¡Descubrirás muchas más cosas y ahorraras algo de dinero!

4. Practica la compra sostenible

Compra “lo” local. Consume productos y servicios locales. Estarás ayudando a las comunidades locales y te proporcionarán una idea del área donde te encuentras. Muchos de nuestros albergues en sus diferentes regiones tienen la suerte de ofrecer comida, bebida y artesanía local.

Compra sostenible. Antes de comprar, pregunta sobre su procedencia y comprueba que se puedan reciclar los envases. Evita comprar productos que están fabricados con materiales naturales amenazados. Si ves algo fuera de lo normal, consulta con las autoridades locales. Agradece las medidas ecológicas que encuentras y no dudes en aconsejar a aquellos que no lo hacen. Como cliente tú puedes provocar un gran impacto en las políticas de las empresas.

5. Reducir, reutilizar y reciclar

Reduce, Reutiliza, Recicla. Intenta evitar comprar los productos que van ¿excesivamente empaquetados? Viaja con tu bolsa de la compra o reutiliza cualquiera que te facilite el albergue. Eres la parte más importante en el proceso del reciclado – limpia y aplasta las latas de aluminio y plástico, coloca en su contenedor correcto el papel, cartón, vidrio, etc. Si estas en uno de nuestros albergues más recónditos, ayúdanos y lleva los residuos a zonas urbanas donde si se pueden reciclar. Si no encuentras contenedores de reciclaje en el albergue, pregunta en recepción. No siempre son fáciles de encontrar.

Recicla siempre que sea posible. Reduce el consumo de comida “fast food”, pues estos producen una enorme cantidad de residuos.

6. Conviértete en un ahorrador de energía

Reduce el consumo energético, apagando las luces cuando salgas de la habitación, bajando la potencia de los radiadores si no son necesarios, cerrando puertas y ventanas si la calefacción está encendida y no dejando aparatos en stand by o cargadores enchufados. Intenta desenchufar electrodomésticos como televisores, ya que pueden utilizar hasta 40 vatios por hora incluso cuando están en stand by.

7. ¡Comparte e intercambia!

Muchos albergues tienen áreas donde puedes dejar o intercambiar libros, ropas o utilidades de viaje. Si no necesitas el resto de tu champú o jabón, en muchos albergues puedes encontrar un lugar donde dejarlo para que lo usen otros viajeros.

8. Reduce tu huella ecológica

La realidad es que no vamos a dejar de volar, pero podemos hacer cosas para reducir nuestra huella ecológica. Puedes pensar en compensar las emisiones de CO2 cuando vuelas. Además, puedes reducir tu equipaje. Menos kilos equivalen a aviones más ligeros y menos combustible necesario para volar. Imprime solo lo que necesitas, ayúdate con la página preliminar de los programas para intentar reducir el contenido y después imprime por las dos caras. Intenta comprar billetes electrónicos y confirmar online. En algunos casos, podrías incluso ahorrar este papel usando solamente los móviles. Cuando llegas a tu destino, diviértete con actividades que no producen casi emisiones de CO2 como senderismo, bicicleta de montaña, paseos a caballo, canoas, rafting, espeleología, buceo, natación, conciertos, teatro, o cursos de idiomas y cocina.

9. No malgastes el agua

Cierra el grifo. El agua es un recurso natural escaso e irremplazable. Podemos ayudar con cosas simples cómo cerrando el grifo al lavarnos los dientes o afeitarnos, compartir el lavavajillas con los demás y tomar duchas más cortas (¡o incluso compartirlas!).

A veces no hace falta ser tan limpio. Si te encuentras en zonas con un alto valor ecológico o donde el agua es un recurso escaso, no es necesario lavarse el cabello o afeitarse todos los días. Algunos detergentes pueden ser muy perjudiciales para el medioambiente. Intenta utilizar sólo el agua suficiente para mantenerte limpio.

10. Participa en HI

Vuestras sugerencias siempre son bienvenidas y nos ayudan a mejorar. Participa en nuestras encuestas de calidad. Forma parte de nuestro grupo en facebook HI-Sustainability y cuéntanos tus mejores consejos para viajar de modo más sostenible.


Mi Pedido

Carro vacío